Miguel Ángel/ junio 9, 2017

ANALFABETISMO: EL PEOR ENEMIGO DE LA SALUD

Por qué esta sociedad está tan atrasada en temas de salud? Por qué estamos cada vez más
contaminados y más enfermos? Por qué aumenta el índice de cáncer año tras año?
¿Por qué aumenta la estadística de enfermedades degenerativas?
Puede haber muchas posibles respuestas a estas preguntas, pero la respuesta básica, la verdad
final, es esta simple palabra:

ANALFABETISMO

No solo es analfabeto el que no sabe leer o escribir. Hay otro estrato de analfabetismo que con un
origen y una tendencia mucho más hostil: el analfabetismo del que no lee, el analfabetismo del que lee y no comprende, o el analfabetismo del que no quiere leer, ni quiere aprender, ni hace por
saber.

Si bien existen alimentos no saludables, si bien existen toxinas y venenos presentes en nuestro
cuerpo y en el medio ambiente, la mayor toxina de todas y la más dañina es la de la  desinformación en temas básicos de salud y nutrición.

Vivimos en una sociedad llena de cultura a la que tenemos acceso. Hay mucha gente con altos niveles culturales en lo que se refiere al política, informática, artes, cine, literatura, sociología,
deportes, filosofía, etc..

Sin embargo, en temas de salud y nutrición “a nivel de usuario”, existe una gran incultura, una
gran cantidad de desconocimiento, datos falsos a raudales y conceptos malentendidos por doquier. Y esa es la clave del declive de nuestra sociedad en lo que a calidad de vida se refiere.

EN TEMAS TAN VITALES COMO EL CUIDADO DE NOSOTROS MISMOS SOMOS UNOS COMPLETOS ANALFABETOS.

En oriente esto ocurre menos, pero en occidente tenemos la tendencia a no cuidarnos lo suficiente y a delegar toda la responsabilidad sobre nuestro estado de salud a la figura del “médico”. Ir al médico cuando es necesario está muy bien. No hay nada de malo en tener un médico cerca. Sin embargo, la existencia de médicos y hospitales no debe ser una excusa para descuidar nuestra propia salud y para no informarnos de cómo cuidar nuestro cuerpo por nuestros propios medios. Un médico es una persona que, se supone, conoce la maquinaria y engranajes del cuerpo humano en mayor o menor medida; pero no es un Dios, y tampoco tiene porqué saberlo todo ni ser el responsable de nuestra salud o nuestra enfermedad.

NO SOLO NO SABEMOS, TAMPOCO NOS MOLESTAMOS EN QUERER SABER

Todos deberíamos contar con un poco de cultura general en temas de alimentación saludable,
funcionamiento del cuerpo y depuración del organismo. No es necesario que estudiemos la carrera de medicina, pero conceptos mínimos que nos permitan tener un poco de criterio y racionalidad, sí que deberíamos tener. Todos deberíamos conocer ciertos datos vitales acerca de lo que nos hace bien y lo que nos hace daño.
A día de hoy todavía circulan datos falsos de este tipo, y mucha gente sigue pregonándolos dando
por hecho que son verdad:

● El origen del cáncer es genético
● No se sabe de dónde viene el cáncer
● Una alimentación sin carne es deficiente en proteína
● Debemos tomar mucha leche de vaca para obtener los niveles de calcio necesarios

Que la gente vaya a día de hoy promocionando estas afirmaciones, tan falsas como obsoletas, es un indicador de cuál es el estado cultural actual de nuestra sociedad en relación a estos temas.

Así mismo, cuando aprecias la forma de alimentarse de la población en general, también te das
cuenta del nivel en el que estamos y comprendes que aún nos queda mucho por aprender.

Mi consejo es que leas, estudies, aprendas,observes, comprendas y apliques la información
aprendida. Para eso está internet, para eso están los libros, los documentales, las muchísimas
conferencias sobre estos temas.

Para eso estamos nosotros.

Mi misión es enseñarte las nociones básicas que vas a necesitar para poder tener un poco
de criterio, cultura y por lo tanto, salud. Aquí puedes ver mi video sobre este tema

 

 

Leave a Comment