Skip to Content
Miguel
y
más
La mística y la magia del pensamiento
Videncia y Tarot comunicados / julio 9, 2022

Cuando pensamos en la religión, la mayoría de nosotros tenemos una impresión negativa. Imaginamos que es vieja y que debe acabarse, que es prejuicio y superstición, que está llena de ideas y prácticas medievales que no tienen cabida en la era de la razón y la ciencia. Afortunadamente, esta imagen es errónea. La historia de la religión nos muestra que la idea de Dios no ha cambiado mucho a lo largo de la conciencia humana. De hecho, el papel de la contemplación en la vida religiosa ha aumentado y disminuido con los tiempos. Los buscadores espirituales de hoy en día pueden recurrir a textos e imágenes antiguas para volver a encontrar el sentido y el propósito de la vida. Estas ideas pueden ayudarles a redescubrir su propia espiritualidad. También pueden mostrarles cómo poner en práctica su fe en un mundo cada vez más material.

¿Cuál es el origen de la religión?

El ser humano siempre ha buscado una causa y una solución espiritual a sus problemas con el esoterismo. Las primeras religiones surgieron para responder a esta necesidad. Las religiones del mundo antiguo han dejado un legado de mitos, rituales y textos sagrados que han informado a la cultura humana durante milenios. Estas religiones fueron el resultado de muchas influencias diferentes, algunas culturales y otras religiosas. El mundo grecorromano de los siglos I y II d.C. era muy religioso. Los cristianos hicieron una importante contribución a este patrimonio cultural.

El asombro espiritual y la magia del pensamiento

En su libro La magia del pensamiento, el antropólogo y buscador espiritual Erich Neumann afirma que “la verdadera religión no es la religión de la mayoría, sino la religión del propio corazón”. Podemos llamar a este fenómeno la magia del pensamiento. Cuando disfrutamos de una sensación de asombro espiritual, nos sentimos más atraídos por el verdadero sentido de la vida. Somos más propensos a promover el desarrollo humano y a romper con el ciclo de violencia y explotación al que se enfrentan tantos seres humanos. Esta magia del pensamiento es la razón por la que la oración contemplativa es tan poderosa. La oración es un acto del corazón, un proceso de la mente. No es un simple juego de palabras. La mente debe participar en el proceso de la oración y ofrecer lo que cree que es interesante y significativo para el corazón.

El Dios hebreo

El primer Dios de la Biblia es claramente el Ser Supremo – el “Uno, el Único” – el Mesías. Este era el Dios del monoteísmo, la creencia de que hay un solo dios al que la gente debe servir. En la cultura hebrea, este era el Dios del Ser Supremo – YHWH. Aunque hoy en día son relativamente pocas las personas que creen en un Ser Supremo, todavía existe una amplia gama de creencias sobre Dios. Por ejemplo, puede haber un dios superior o inferior al que la gente sirve, un dios antropomórfico o un dios creador. En algunas tradiciones, los humanos son los únicos seres que tienen una naturaleza divina. En estas tradiciones, la persona que descubre su propio dios puede convertirse en el nuevo dios. Este es el caso de los nativos americanos y otros pueblos indígenas de todo el mundo.

Perseguir el espíritu y hacer los cambios adecuados

Por desgracia, el mundo no está interesado en la Biblia. Las tradiciones seculares la han desplazado como fuente de autoridad para muchos grupos religiosos. Pero las escrituras hebreas siguen siendo válidas y relevantes para nuestro tiempo. Estas escrituras contienen una sabiduría espiritual inestimable. Las lecciones éticas y espirituales que enseñan siguen siendo relevantes en una cultura profundamente materialista y consumista. Las escrituras hebreas también contienen arte inspirador y bellos ejemplos de poesía bíblica. También podemos descubrir el poder de las escrituras hebreas examinando la vida del pueblo judío. La historia del pueblo judío puede enseñarnos mucho sobre la supervivencia de los valores espirituales en un mundo que cambia rápidamente.

Tradiciones seculares y un nuevo espíritu de investigación

La historia de las religiones muestra que la idea de Dios no ha cambiado mucho a lo largo de la conciencia humana. De hecho, el papel de la contemplación en la vida religiosa ha aumentado y disminuido con los tiempos. Los buscadores espirituales de hoy en día pueden recurrir a textos e imágenes antiguos para redescubrir el significado y el propósito de la vida. Estas ideas pueden ayudarles a redescubrir su propia espiritualidad. También pueden mostrarles cómo poner en práctica su fe en un mundo cada vez más material.

Conclusión

La religión es una parte importante de la vida humana. Ha conformado la cultura humana y nos ha dado valores morales y un sentido de la vida. Aunque es imperfecta y está llena de errores, la religión sigue teniendo mucho que ofrecer en un mundo que busca respuestas a los problemas de la vida.

MIGUEL Y MÁS © 2022